Pruebas en juicio sobre pensión de incapacidad permanente.

Pruebas en juicio social.

¿Qué pruebas debo llevar a un juicio sobre pensión de incapacidad permanente?.

Extracto de la entrada: En este post vamos a explicar, con carácter meramente generalista, que pruebas se suelen utilizar habitualmente en los juicios que se siguen ante el Juzgado de lo Social en los que reclamamos una pensión de incapacidad permanente de tipo laboral. Este  post ha sido elaborado por el abogado en Granada Ramón Escribano Garés, teléfono 958-274169.

*.-Pruebas en juicio sobre pensión de incapacidad permanente: Planteamiento:

Cuando un cliente nos encarga que iniciemos acciones judiciales para reclamar una pensión de incapacidad permanente, una de las preguntas que más frecuentemente nos realizan, es sobre las pruebas que vamos a aportar al juicio para defender nuestra reclamación.

Seguidamente vamos a describir las pruebas que de forma más habitual se utilizan en este tipo de procesos judiciales, no sin advertir, desde ahora mismo, que en cada caso se podrán utilizar todas las pruebas que ahora describimos, algunas de ellas e incluso otras que ahora, dado el carácter generalista de este artículo, no vamos a mencionar.

*.- ¿Qué pruebas se utilizan en un juicio sobre pensión de incapacidad permanente?.

Las pruebas más habituales son los siguientes:

1º.- Resoluciones del Instituto Nacional dela Seguridad Social:

Este documento siempre tiene que ser aportado en las demandas que se presenten ante la jurisdicción social, ya que se trata de la resolución del INSS que nos deniega nuestra pensión o bien, nos reconoce un grado que no es el que pretendemos.

La impugnación de dicha resolución administrativa es la base principal de nuestra demanda.

2º.- Reclamación previa y desestimación de la misma:

Un documento sin el que no se puede tramitar la demanda judicial es la reclamación previa interpuesta contra la resolución del INSS que nos deniega la pensión o no nos reconoce el grado deseado.

La ley obliga a que antes de acudir a la vía judicial, se interponga una reclamación previa. El justificante de su presentación debe ser aportado con la demanda.

Si la reclamación previa se desestima por el INSS, dicha nueva resolución también debe presentarse junto a la demanda.

3º.-Documentación médica:

Otros aspecto muy importante de la prueba en este tipo de reclamaciones judiciales de pensión de incapacidad, es la aportación de informes médicos que acrediten , con la mayor fiabilidad y precisión posible, las dolencias y limitaciones que el interesado padece.

Se pueden aportar tanto documentos emitidos por la sanidad pública  como de la sanidad privada, pero en este segundo caso, dichos informes de la sanidad privada deberán ser ratificados por sus autores en el acto del juicio que en su momento se celebre.

Es importante que dichos informes médicos sean de especialistas sobre las lesiones o enfermedades que tenga el interesado.

Pruebas en juicio social.

Pruebas en juicio sobre pensión de incapacidad permanente.

4º.-Pruebas periciales:

Es muy interesante aportar en estos juicios informes de peritos, tanto médicos, como de valoración de la capacidad de trabajo del afectado.

En cuanto a los informes periciales médicos, son muy útiles para aclarar y concretar tanto la existencia de la lesión o enfermedad, y sobre todo, para que quede perfectamente determinado las limitaciones que provocan en el interesado.

En cuanto a las periciales de expertos en valoración de la capacidad de trabajo (medicina del trabajo), son muy interesantes al poder relacionar por un lado las dolencias y enfermedades del interesado, con los requerimientos que se le exigen en su trabajo, y llegar a conclusiones concretas sobre la capacidad residual de trabajo del interesado.

Estos informes se deben ratificar por sus autores en el acto del juicio oral.

5º.- Contrato de trabajo, convenios colectivos:

La aportación de dichos documentos al juicio nos va a permitir probar al juzgador cual es el trabajo habitual del interesado, y en especial, que cometidos tiene que realizar en el mismo. Esto es muy importante, ya que nos servirá para demostrar los requerimientos físicos exigibles en cada actividad laboral, y en este tipo de juicios, este hecho es trascendental, según entiende esta parte.

Somos abogados especialistas en reclamación de pensiones de incapacidad permanente. Llame al 958-274169 y cuéntenos su caso. La primera consulta telefónica es gratuita. Presupuestos gratis y sin compromiso.

6º.- Pruebas testificales:

En algunos casos, sobre todo cuando queremos probar en que consiste el trabajo concreto del interesado, puede ser interesante aportar al juicio la declaración testifical de compañeros de trabajo, representantes sindicales de la empresa, encargados, etc., que puedan informar al juzgador sobre las tareas que realizar el interesado en la empresa, que como hemos visto, es un aspecto trascendental en este tipo de casos.

7º.- Expediente administrativo del INSS, cálculos de base reguladoras y años cotizados:

Para acreditar estos extremos, hay que solicitar al INSS que remita al Juzgado el expediente administrativo tramitado al interesado.

Dicho Expediente administrativo va a contener:

.- Documentos médicos tenidos en cuenta por el INSS

.-Base reguladora calculada por el INSS

.- Informes de vida laboral.

No obstante, si al llegar el expediente administrativo al Juzgado no existiera alguno de dichos documentos, la parte podrá obtenerlos y presentarlos a juicio.

8.- Informes de la inspección de trabajo:

En caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, es importante aportar informes de la inspección de trabajo, para conocer las causas y las medidas de seguridad que se hayan podido incumplir.

9.- Otras pruebas:

Como hemos mencionado, en cada caso en particular surgirán hechos y circunstancias que será necesario demostrar, y que requerirá la aportación de prueba al respecto, que solo podremos saber una vez se analice dicho caso en particular.

En todo caso, y como conclusión de este post, tenemos que mencionar que el interesado que pretenda iniciar una reclamación judicial de una pensión de incapacidad permanente debe contar con un abogado especializado en este tipo de reclamaciones, que le guiará en todo el proceso y aportará las pruebas que, en cada caso, resulten más relevantes para el fin que se pretenda.

NOTA: Este post tiene carácter meramente generalista. Cada caso debe estudiarse de forma concreta y particular para establecer estrategias de reclamación legal.