Pensión por hernia discal lumbar y fibrosis postquirúrgica.

Hernia lumbar y fibrosis.

Incapacidad permanente por hernia lumbar y fibrosis postquirúrgica.

En esta entrada vamos a abordar las posibilidades que pueden plantearse a la hora de solicitar una pensión de incapacidad permanente a aquellas personas que han sido intervenidas quirúrgicamente por una hernia lumbar y han desarrollado fibrosis postquirúrgica.

En nuestro despacho de abogados somos especialistas en reclamación de pensiones de incapacidad permanente. Llame al 958-274169 y solicite el estudio de la viabilidad de su caso totalmente gratis. Presupuestos gratis y sin compromiso.

Hernia lumbar y fibrosis postquirúrgica:

Antes de nada tenemos que aclarar un poco los términos a los que nos  estamos refiriendo.

Es frecuente que una persona que padece una hernia discal lumbar, en caso de que sufra afectación neurológica, pueda ser intervenido quirúrgicamente al objeto de intentar paliar dicha dolencia. Una vez realizada dicha intervención quirúrgica, el paciente puede desarrollar en la zona operada una fibrosis postquirúrgica.

Esta fibrosis consiste en una cicatrización que es secundaria a la intervención quirúrgica y que además es excesiva. Toda intervención quirúrgica va conllevar una cicatrización, pero la fibrosis se refiere a una cicatrización que es excesiva, generándose mas tejido fibroso en la zona afecta del que es necesario.

Cuando esta cicatrización excesiva afecta a un nervio puede causar graves dolores y limitaciones a la persona que la sufre y ello debido fundamentalmente a que este tejido fibroso que se produce tras la intervención de la hernia discal lumbar, y en cualquier otra, es un tejido muy adherente y tiende a pegarse, si se nos permite la expresión, a las estructuras cercanas, lo que al ser excesivo puede dañarlas y afectar neurológicamente al lesionado

Esto anterior debe ser diagnosticado por un especialista médico y los síntomas que puede generar a las personas que lo sufren es fundamentalmente un incremento del dolor que incluso se irradia a los miembros inferiores en el caso de la hernia discal lumbar.

Es muy relevante a los efectos de este post el tratamiento que suele estar indicado para tratar una hernia lumbar que ha generado fibrosis postquirúrgica. Este puede consistir en tener que volver a intervenir la hernia para descomprimir el nervio que se ha visto afectado por la fibrosis, pero actualmente, los especialistas suelen tender a tratamientos que no conlleven someter al paciente a una nueva intervención, tratando los síntomas desde las unidades del dolor correspondientes para intentar paliar el mismo.

¿Podría reclamar una pensión de incapacidad permanente por hernia lumbar con fibrosis posquirúrgica?.

Esta es la cuestión que queremos tratar en este post.

Lo primero que debemos mencionar es que hay que analizar cada caso en concreto desde dos puntos de vista diferentes:

1º.-  Estudio y análisis de los informes médicos relativos a la hernia lumbar y fibrosis:

El primero es el valorar, individualmente, la situación médica de cada lesionado. Estudiar sus informes médicos de los especialistas que han tratado la hernia.

Son fundamentales para esta labor, el contar con las pruebas de imagen objetivas, como por ejemplo, una resonancia magnética, que sirva para objetivar la existencia de esta hernia lumbar con fibrosis postquirúrgica.

Abogado Ramón Escribano Garés teléfono 958-274169 E-mail 4135@icagr.es

Los informes de los especialistas nos indicarán concretamente la gravedad de la lesión y las causas y tratamiento indicado para la misma.

Asimismo, para este tipo de patologías, es muy importante contar con informes de la unidad del dolor de los servicios de anestesia que estén tratando al paciente. Ya hemos señalado anteriormente que este tipo de patologías suelen tratarse en estas unidades dedicadas a intentar paliar el dolor del paciente, que en muchos casos puede ser incluso constante en el tiempo, es decir, un dolor que no cede en ningún momento y que por ello puede ser altamente invalidante.

Con todos estos informes podremos tener una idea del tipo de lesión que padece el interesado y en concreto las limitaciones que le provocan estas patologías.

En nuestro despacho de abogados la primera consulta por e-mail es gratis. Envíenos su pregunta al correo 4135@icagr.es y le responderemos totalmente gratis a la primera consulta.

2º.- Estudio del trabajo habitual del lesionado y su capacidad laboral residual:

El siguiente paso es estudiar en que consiste el trabajo de cada interesado, y ello desde el punto de vista de los requerimientos físicos y mentales que se le exigen para desarrollarlo con productividad, eficacia y con dignidad.

Tenemos que evaluar los requerimientos tales como:

  • Capacidad de carga
  • Requerimientos de carga biomecánica a nivel lumbar, dorsal y cervical.
  • Requerimientos de deambulación, tanto en cantidad como en lugares (por ejemplo en terrenos irregulares como el campo o una obra en construcción).
  • Requerimientos de bipedestación estática y dinámica.
  • Requerimientos de tipo mental.

Con ello podremos valorar si el trabajador afectado por una hernia lumbar con fibrosis posquirúrgica podrá o no realizar su trabajo combinando las limitaciones físicas que le provoca esta lesión con los requerimientos que se le exigen en su día a día en el trabajo.

Pensión de incapacidad permanente absoluta por hernia lumbar y fibrosis postquirúrgica:

Como sabemos, una pensión de incapacidad permanente absoluta es aquella que corresponde a un trabajador, que debido a las dolencias y patologías que sufre no puede realizar actividad laboral de tipo alguno. Es decir, no queda capacidad residual de trabajo debido a sus dolencias, no pudiendo realizar trabajos de tipo alguno ni siquiera los sedentarios o aquellos que conlleven poco esfuerzo físico.

En el caso que estamos tratando en este post podría ser viable, en abstracto, reclamar una pensión de incapacidad absoluta. Ello deriva, como hemos referido antes, de que uno de los efectos en el trabajador de esta dolencia es el padecimiento de dolor, que en algunas ocasiones, pese a los tratamientos indicados en la unidad del dolor, pueden no ser suficientes para paliarlo y convertirse en dolor crónico y constante.

Dependiendo de la gravedad del dolor y la afectación a la vida diaria de la persona que lo sufre, puede llegar incluso a ser un dolor incapacitante para cualquier tipo de actividad, ya que el dolor no controlado, constante y rebelde a tratamiento puede ser considerado, como una causa suficiente para que se reconozca al interesado la situación de incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo.  

Si quieren saber mas sobre el dolor como posible causa de una pensión de incapacidad permanente vean este vídeo donde hablamos de este asunto.

Si padece fibrosis postquirúrgica derivada de una intervención de hernia discal lumbar o cervical y quiere que estudiemos si en su caso podría reclamar una pensión de incapacidad permanente, llame al 958-274169 y le explicaremos como puede obtener nuestra opinión sobre la viabilidad de su reclamación totalmente gratis.

Ramon Escribano Garés Abogado.
Abogado especialista en reclamación de pensiones de incapacidad permanente.